Los estudios cinematográficos de Marruecos entre los más grandes del mundo

No solo Hollywood y Bollywood. Marruecos también se encuentra entre los lugares favoritos de las productoras para rodar películas y series de televisión. La colorida tierra de los bereberes, rica en cultura y paisajes sugestivos, con varios sitios patrimonio de la Unesco y una luz natural increíble que resalta los colores, ha sido y sigue siendo el escenario ideal para una miríada de películas. 

En particular, la localidad de Ouarzazate, en la zona central del país y muy cerca del desierto del Sahara, alberga uno de los complejos de estudios cinematográficos más grandes del mundo. Por eso la ciudad recibió el sobrenombre de «Hollywood africano». 

A pocos kilómetros de Ouarzazate, se encuentra el más antiguo de los tres principales estudios cinematográficos del país: Atlas Corporation Studios. Fueron fundados en 1983 por el productor y empresario marroquí Mohamed Belghmi. Los otros dos son los Kanzaman Studios, que desde 2004 acogen una escuela de cine, y los CLA Studios, nacidos en 2004 gracias a una colaboración entre el empresario marroquí Saïd Alj y el productor de cine Dino De Laurentiis.

Incluso antes de su fundación, ya a mediados del siglo XX, varios directores eligieron este lugar para sus películas. Entre estos: Ali Baba et les 40 voleurs (1954), Lawrence de Arabia (1962) y Patton (1970). Desde entonces ha sido un clamor y cada vez más estrellas de cine han comenzado a interpretar a sus personajes en los mágicos escenarios marroquíes.

Si conocemos solo de oídas películas como 007: Alta tensión y 1001 Nights de Philippe Le Broca, es imposible no haber visto al menos una vez en la vida dos grandes clásicos como Gladiator y La momia. Las escenas que representan la escuela de gladiadores y las del encarcelamiento del personaje interpretado por Russel Crowe se rodaron en Marruecos. Los bosques de cedro en el camino a Erfoud han servido como ubicación para La Momia y también para Prince of Persia

En 2001, Brad Pitt interpretó a un agente de la CIA en la película de acción Spy Game, antes de regresar allí en 2006 como Richard Jones para la película ganadora del premio al mejor director en el Festival de Cine de Cannes, Babel. Orlando Bloom viajó a Marruecos para interpretar a un herrero francés que se dirigía a Tierra Santa en la película El reino de los cielos. En definitiva, son muchos los actores famosos que han actuado en esas tierras: desde Penélope Cruz hasta Brendan Fraser, desde Matthew McConaughey hasta Tom Cruise.

Además de las películas de cine, también se han rodado series de televisión en Marruecos. ¿Recordáis la ciudad de Astapor en Juego de Tronos? No es más que Essaouira, una ciudad portuaria marroquí. ¿Y la ciudad de esclavos Yunkai? Se trata en realidad del pueblo de Ait Ben Haddou, ubicado entre el desierto del Sahara y Marrakech.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =