El nuevo documental sobre la vida privada de Audrey Hepburn

Audrey Hepburn, icono de elegancia, gracia, clase y belleza finalmente regresa a las pantallas. El lanzamiento del nuevo documental, que conta la parte más escondida e íntima de la vida de la estrella de Hollywood, está programado para finales de noviembre. 

El pasado de la actriz no fue nada fácil. Nacida en 1929, vivió una infancia bastante dura en Holanda; sus padres se divorciaron cuando ella solamente tenía seis años, desde entonces su padre decidió abandonar a toda la familia y la pequeña Audrey tuvo que experimentar en carne propia los dramas de la guerra y la ocupación nazi, eventos que la marcaron a lo largo de su vida. Cuando era niña, su mayor sueño era convertirse en bailarina, desafortunadamente la desnutrición vivida durante la guerra le impidió desarrollar un tono muscular adecuado para esa profesión. Pero esa niña nunca hubiera esperado convertirse en una actriz tan famosa y protagonizar películas como “Vacaciones en Roma”, “Sabrina”, “Historia de una monja” y “Desayuno con diamantes”. 

En 1954 se casó con el actor Mel Ferrer, el matrimonio duró catorce años y la actriz dio a luz a su primer hijo Sean Hepburn Ferrer. Luego se casó por la segunda vez con el italiano Andrea Dotti y tuvo otro hijo, Luca Dotti, que habla de la mujer como una madre siempre presente, normal, con sentido de prioridades y con la capacidad de maravillarse con las pequeñas cosas. Audrey Hepburn dejó el cine de lado para dedicarse por completo a sus hijos. En 1989, después de ser nombrada Embajadora de Buena Voluntad UNICEF, declaró: “Sé perfectamente lo que el UNICEF puede significar para los niños, porque yo estuve entre los que recibieron alimentos y ayuda médica de emergencia al final de la Segunda Guerra Mundial”. Así, con su compromiso humanitario y con sus misiones en América Latina, Asia, Turquía y África, ha contribuido concretamente a proyectos para ayudar a los niños más necesitados. 

“Audrey”, el título de la película, será el primer documental estrenado con el consentimiento de la familia. La directora británica Helena Coan dice: “La película ofrece entrevistas íntimas con aquellos que la conocieron mejor, entrelazados en torno a raras imágenes de archivo”, de hecho, entre las diversas contribuciones de amigos y familiares estarán los testimonios de su hijo Sean Hepburn Ferrer y de la ex directora artística de Givenchy, Clare Waight Keller. El dolor privado, la ausencia de amor en la vida de la mujer, sus días más difíciles y el contraste con su imagen pública serán los temas tratados en el tan esperado documental. 

Este viaje a través de la parte más desconocida de la vida de una de las mujeres más queridas de la historia será, por tanto, una cita ineludible. “El secreto mejor guardado de Audrey era querer ser amada”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 5 =